GRAS
EN / ES

Where Eagles Dare

Where Eagles Dare

 

  • UBICACIÓN: Monport, Puerto de Andratx, Mallorca
  • CLIENTE: Privado
  • PROGRAMA: Villa Privada
  • TAMAÑO: 1.000 m2 
  • ARQUITECTURA: Guillermo Reynés, Álvaro Pérez 
  • DISEÑO INTERIOR: Sean Fitzpatrick (DIAMOND PROJECTS), Paul Brindle (ONE RESIDENCE), Don Hobson (DESIGN).
  • FOTÓGRAFO: José Hevia

 

 

¿Cómo diseñar una casa en una parcela que cuenta con las mejores vistas posibles?

La propuesta solicitada por el cliente exigía aprovechar las vistas panorámicas completamente, 360 grados, pero manteniendo la privacidad. La estrategia de diseño utilizada proyecta la casa fuera de la montaña, gracias a un dramático voladizo de 7 m. Este gesto estructural, ocasiona que la casa se distancia de la calle y la urbanización, garantizando privacidad y una apertura completa a las vistas.

El acceso a la vivienda es por la parte trasera a través de una plaza mediterránea pavimentada con piedra local y enriquecida con vegetación autóctona. Una vez dentro, el salón se abre completamente a las impresionantes vistas, no hay fronteras entre el interior y el exterior: se puede observar todo el valle y la bahía de Port Andratx. En el patio, la piscina con efecto “infinity” complementa esta sensación, acercando el mar a la casa. En la planta baja se encuentran las zonas comunes: salón-comedor, cocina y una sala de entretenimiento. 

La primera planta es el “Águila”, la parte de la casa que “abandona” la montaña y crea ese dramático efecto que acompaña la forma del edificio. Los dormitorios se encuentran aquí: todos con su propia terraza. La cubierta, es simplemente una terraza, una zona más donde se puede disfrutar de las vistas.

Todas las plantas de la vivienda están conectadas por un núcleo central con un ascensor de vidrio y unas escaleras flotantes.

El programa del sótano aloja un garaje, un gimnasio y un pequeño SPA. Gracias a las paredes de metacrilato en la piscina, la luz llega a esta zona tamizada por el agua. 

El diseño del jardín esta realizado con la utilización de bancales de piedra local, típicos en la agricultura mallorquina, conformados también por vegetación local. A lo largo de estos bancales se crean diferentes caminos y dado las diferencias de altura, plazas, que a su vez se convierten en perfectos miradores.

El revestimiento de Krion proporciona ligereza al diseño, reforzando el concepto de “águila”. La planta baja es sobre todo vidrio y muros con fachada ventilada de vidrio “helado”. Por otra parte, el sótano está revestido con la misma piedra de la montaña, causando así, un efecto de continuidad material.

La casa está construida con los más altos estándares de sostenibilidad: aislamiento pasivo, fachadas ventiladas y rehúso total del agua de lluvia y aguas grises para riego. Los grandes voladizos del proyecto combinados con la posición de la casa en la cima de la colina, hacen que la casa sea extremadamente eficiente en verano, proporcionando sombra y ventilación cruzada. 

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de visualización. Al continuar usando nuestro sitio web, usted acepta nuestra política de cookies.
Aceptar